dimecres, 19 de desembre de 2012

La gente mayor residente en España

Actualmente los jubilados residentes en España están pasando un mal momento, ya que les han bajado la pensión. Muchos de estos jubilados están ofreciendo hogar a sus hijos que no consiguen encontrar trabajo, ademas de traer a sus hijos junto con ellos. Esto lo que hace es que las familias comiencen a pasar hambre.

También el gobierno hace que cada vez la edad de jubilación sea mas tarde, esto crea que haya gente mayor con conocimiento con poco rendimiento trabajando y recién graduados muy bien preparados y con muchas ganas, que no consiguen encontrar trabajo.

En España podemos encontrar gente no tan mayor con una pre jubilación siendo aun aptos para trabajar, estas personas podrían trabajar unos años mas igualando la edad de jubilación de otros países con mejor momento económico No jubilarse a los setenta, ni pre jubilarse a los cincuenta. Tendrían que conseguir un punto medio, donde poder conseguir gente con preparación, ganas y fuerzas para seguir trabajando.







dilluns, 17 de setembre de 2012

página 27, actividad 10

En este fragmento del libro "Los Castizo" de Azorin, expresa como el uso de mandar es un sinónimo de prohibir en España. Y que esto afecta desde hace siglos en su política. Como por ejemplo la expulsión de economistas o simplemente gente perteneciente a otras religiones. Actualmente ya no se saca del país a la gente de diferente pensamiento religioso, pero si que se expulsan a los inmigrantes que no consiguen papeles, y todo lo que se prohibía antiguamente ya esta desapareciendo, porque ahora todas las personas pueden hacer lo que quieran, pero siempre y cuando la persona no rompa las leyes que están impuestas, estas leyes prohíben cosas pero están hechas para evitar que la población forme un coas.


dimarts, 11 de setembre de 2012

Debilidades y fortalezas

Debilidades

  • Faltas de ortografía.
  • Colocación de puntos y comas.
  • Comentarios de texto.
  • Algunos sintagmas.
Fuertes
  • Morfología
  • Lectura
  • Gramática
Para poder superar mis debilidades que tengo en los comentarios de texto necesitaré leer y practicar de los ejercicios que se encuentran en el libro, también podré utilizar el libro de los años anteriores para hacer sus ejercicios también. Para mejorar mi sintaxis, intentaré hacer mas frases extraídas del libro de texto o de pequeñas lecturas. Leeré mas libros y subrayaré aquellas palabras que no entienda para aumentar mi gramática y así también podré mejorar mi debilidad de la colocación de los acentos, los signos de puntuación y las faltas de ortografía.

dilluns, 23 d’abril de 2012

La metamorfosis


La metamorfosis

Las personas que sufren por alguna cosa o persona pueden sufrir la metamorfosis, transformándose en otra cosa distinta la que solía ser, estas personas pueden crecer o menguar al tratar a una persona.
Estas personas sufren espantosas transformaciones en su cuerpo. Transformándolos en monstruos espantosos.


“Cuando Gregor Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. Estaba tumbado sobre su espalda dura, y en forma de caparazón y, al levantar un poco la cabeza, veía un vientre abombado, parduzco, dividido por partes duras en forma de arco, sobre cuya protuberancia apenas podía mantenerse el cobertor, a punto ya de resbalar al suelo. Sus muchas patas, ridículamente pequeñas en comparación con el resto de su tamaño, le vibraban desamparadas ante los ojos.
-¿Que me ha ocurrido?, pensó.
No era un sueño. Su habitación, una autentica habitación humana, si bien algo pequeña, permanecía tranquila, entre las cuatro paredes harto conocido.”
“dictado” (Kafka,2002 p.9)


Gregor se levantó, y lo primero que hizo fue enfadarse con todo, tirando todo lo que veía en su habitación al suelo, enfadado llamó a su hija Victoria, ella al ver a su padre así cayó desmayada, el al ver a su hija en el suelo, se enfadó mucho mas y le dio una patada al primer mueble que vio. La niña al despertar, se puso muy nerviosa, porque no podía comprehender como su padre se podría haber transformado en una bestia como aquella, Gregor al ver que su hija ya no le temía como antes, la regañó y castigó enviándola a su habitación. La niña sin rechistar fue corriendo a la habitación que compartía ella con su hermano.

Gregor al no asimilarlo volvió a la cama a dormir un poco mas a ver si solo había sido un sueño causado por el estrés del trabajo, y el haberse levantado tan pronto. Mas tarde cuando el despertador marcaba las 5, Gregor se levanto y bajo a la cocina, para desayunar donde se encontró a su hijo, pidiéndole algo de comer, ya que la noche anterior, Gregor no le dejó probar un bocado. Gregor al ver la cara de su hijo desnutrido le dio un trozo de pan con embutido. El cuerpo de Gregor volvió a su forma original, y entendió que no solo importa uno mismo y que siempre hay que compartir. Gregor llamó a su Victoria y le dio un trozo de pan como a su hermano. Al acabar de desayunar los 3, Gregor los llevó al zoo en el tren de la ciudad.

En ese momento sonó el despertador de Gregor justo a las 5 de la mañana, donde se encontraba solo en su casa, porque a causa de su comportamiento antisocial, nunca encontró a una mujer con la que tener hijos. Por lo que nunca los tuvo.


Bibliografia

Kafka (2002): La metamorfosis y otros cuentos,
ed. el país, Madrid

diumenge, 16 d’octubre de 2011

Poema San Juan de la Cruz con Joan Feliu

video

La noche oscura

 En una noche oscura,
con ansias en amores inflamada,
(¡oh dichosa ventura!)
salí sin ser notada,
estando ya mi casa sosegada.                     5

  A oscuras y segura,
por la secreta escala disfrazada,
(¡oh dichosa ventura!)
a oscuras y en celada,
estando ya mi casa sosegada.                     10

  En la noche dichosa,
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz ni guía                              
sino la que en el corazón ardía.                 15

  Aquésta me guïaba
más cierta que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.                    20

  ¡Oh noche que me guiaste!,
¡oh noche amable más que el alborada!,
¡oh noche que juntaste
amado con amada,
amada en el amado transformada!                  25

  En mi pecho florido,
que entero para él solo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba.               30

  El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería,
y todos mis sentidos suspendía.                  35

  Quedéme y olvidéme,
el rostro recliné sobre el amado,
cesó todo, y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado.                     40